Eficiencia energética adaptada al usuario y a sus necesidades

El Proyecto SURF (intelligent System for integrated and sustainable management of URban Fleets) en el que participan la Universidad Politécnica de Valencia, la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid y el grupo BISITE de la Universidad de Salamanca, propone una mejora de la movilidad urbana.

     

Enmarcado dentro del reto Transporte Sostenible, Inteligente e Integrado, uno de los siete retos sociales identificados por la Comisión Europea en el programa Horizonte 2020, tiene como meta contribuir al nuevo modelo de ciudad inteligente con la incorporación de nuevas tecnologías. Para ello propone gestionar un sistema de información que mejore el modelo de transporte urbano, no solamente en cuanto a un uso eficiente de los recursos, sino que además aboga por una concienciación de los usuarios para que no utilicen medios de transporte que sean intensivos en emisiones de CO2.

El objetivo del proyecto consiste en la gestión eficiente de las flotas asegurando tres factores esenciales: la eficiencia energética, el uso igualitario y justo de recursos y ofrecer un alto grado de movilidad, adaptando la gestión a una demanda dinámica y flexible.

Control de una flota urbana a través de redes de sensores

El proyecto contempla tanto la utilización de las flotas en general como el uso de las denominadas “flotas abiertas”. Estas últimas incluyen una dimensión mucho más flexible en cuanto al control. Los vehículos pueden interaccionar con el entorno de la ciudad inteligente, entrar o salir de la flota en cualquier momento, etc. Si nos situamos del lado del usuario, la utilización de este tipo de flotas, mejorará su experiencia de uso. Se tendrán servicios más sofisticados que provean al usuario de más información y además la tendrán más actualizada.

En cuanto al manejo de la flota abierta se propone el despliegue de redes de sensores. La información recogida, una vez tratada a través de diversos algoritmos, proporcionará una base para un análisis global de la situación de la flota. De esta manera se puede informar a los usuarios de las mejores opciones de movilidad según sus necesidades.

El papel de BISITE dentro del proyecto consiste en la creación de un modelo adaptativo abierto de sensorización y comunicación y en la creación de las herramientas de usuario.

El modelo adaptativo sirve para manejar diferentes tipos de redes de sensores creados para ser energéticamente eficientes, permitiendo además que se puedan incluir nuevos protocolos y sensores según aparezcan nuevas tecnologías. Además se encargará de la investigación del uso de organizaciones virtuales de agentes que serán las que  dotarán al sistema de seguridad a través del manejo de sistemas jerárquicos.

Las herramientas de usuario recogerán de forma automática información a través de los sensores. Para este caso el modelo transporte escogido son las bicicletas debido a la cantidad de instalaciones y servicios de préstamo existentes. Además se pueden adaptar fácilmente a bicicletas eléctricas sin suponer mucho coste.

Se utilizarán sistemas de monitorización de hardware y sensores biométricos. Los datos emitidos serán recogidos por una aplicación móvil que regulará la potencia del motor y de la batería. Todo esto para conseguir eficiencia energética adaptada al usuario y a sus necesidades.

Para más información, recordaros que también estamos disponibles en nuestro portal web http://bisite.usal.es/es y en nuestras redes sociales FacebookTwitter, LinkedIn y Google+.

Share this post

 
 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información