"Las empresas españolas tienen déficit de directores de proyectos"

Jesús Sanz cuenta con una importante experiencia en el sector de las TIC, primero en Telefónica y desde hace cinco años en CSA. Colabora con BISITE en varios proyectos de investigación y es profesor en el Máster en Dirección de Sistemas de Información.

¿Qué importancia tiene la dirección de proyectos tecnológicos en las empresas del sector TIC?
Es fundamental. Las TIC se desarrollan en torno a proyectos tecnológicos, y sin una dirección la gestión se hace muy difícil. Los requisitos que marca el cliente suelen ir cambiando a medida que avanza el proyecto, por lo que es importante esa labor de dirección para no salirse de la previsión inicial. Si no, el presupuesto y los plazos pueden saltar por los aires.

¿Está reconocido ese valor por las propias empresas? ¿Tienen en cuenta la formación en dirección de proyectos?
Yo creo que hay un déficit de directores de proyectos en las empresas españolas, lo que ocurre ahora es que de esa labor se hacen cargo otras empresas a las que se les contrata la gestión de los proyectos.

Entonces ¿Merece la pena dedicar tiempo y dinero en completar la formación de profesionales para que aprendan a dirigir proyectos?
A medio plazo, sin duda. Las empresas lo que piden es una experiencia en este tipo de trabajos. Por eso mismo funcionan el tipo de empresas externas de las que he hablado antes. Pero apostar por empleados de la casa para dirigir los proyectos tiene beneficios: el conocimiento se queda dentro y puede utilizarse más adelante.

Usted colabora como docente con BISITE en el Máster en Dirección de Sistemas de la Información ¿A qué hay que estar atentos en TIC durante los próximos años?
Los proyectos TIC dan respuesta a objetivos no TIC. Por eso la tecnología que se usa no es lo más importante, sino qué es lo que queremos hacer. De ahí la importancia de la parte estratégica de los proyectos. La tecnología es muy plástica, se amolda a las necesidades, por eso es tan importante contar con directores de proyectos con visión empresarial. Dicho esto, creo que Big Data se está convirtiendo en un sector estratégico por lo importancia que supone la gestión y la minería de datos para obtener resultados de la cantidad ingente de información que se utiliza.

¿Cuál es el nivel de las empresas españolas en cuanto a desarrollo y gestión de negocios vinculados a las TIC?
Hasta donde yo conozco, el nivel de las empresas españolas no desmerece nada en el plano internacional. Cuando trabajamos con empresas de otros países no encontramos dificultades, siempre que se cuente con una buena metodología, un sistema de información que funcione y una buena dirección del proyecto.

Para quienes están empezando en el terreno empresarial ¿qué puede aconsejarles en cuanto al uso de las TIC para desarrollar su negocio?
Quienes empiezan lo primero que tienen que hacer es acercarse al mercado, conocer lo que el cliente necesita. No hay startup que sea factible sin hacer eso, sin tener clara la viabilidad del negocio. Pensando en las TIC, creo que es muy importante tener el concepto de movilidad presente de inicio.

Uno de los proyectos en los que su empresa ha colaborado con BISITE es SmartMedical, sobre gestión de la información clínica en la nube ¿qué puede contarnos sobre él?
SmartMedical surgió para dar respuesta a una necesidad que estaba detectada (la gestión de los historiales clínicos electrónicos). Partimos desde la visión de las aseguradoras privadas, pero durante el trabajo lo reorientamos hacia la sanidad pública. A partir del trabajo de BISITE hemos desarrollado un par de iniciativas que han dado el salto del proyecto de I+D a servicios propios de la sanidad pública.

¿Entonces lo veremos implementado?
Me gustaría pensar que podría estar en marcha antes del mes de marzo.

CSA también ha participado en el Proyecto Azteca para facilitar la accesibilidad de las personas con discapacidad a sus puestos de trabajo ¿satisfecho con los resultados obtenidos?
Como proyecto de I+D, sí estoy satisfecho, pero no puedo decir lo mismo desde la perspectiva de la aplicación de los resultados. Nos hemos encontrado con una legislación que no ayuda. El planteamiento con el que partimos, la obligación de que las empresas deban reservar el 2% de los puestos de trabajo a personas con discapacidad, no se cumple, de forma que ven nuestra propuesta como un gasto y no como una forma de dar respuesta a los problemas de accesibilidad de sus trabajadores.

Y ahora un nuevo reto, el proyecto PIAR, basado en el uso de Internet para la gestión de información en materia de seguridad ¿qué esperan conseguir con este trabajo?
La idea es poner en marcha una plataforma inteligente capaz de detectar las amenazas en red. Llevamos trabajando seis meses, y aunque estamos en fase de desarrollo ya hay un interés definido por nuestro trabajo.

Por último ¿Qué papel va a jugar la innovación en el nuevo marco económico que nos espera?
La innovación tiene que ser el elemento diferencial para las empresas que sobrevivamos a la crisis. Si no te diferencias con tu competencia, tendrás que pelear por el precio, lo que hará que te hundas poco a poco. A través de la innovación se puede competir en calidad, producto… Todo va a orbitar en que a la hora de dar respuesta al mercado, las empresas tecnológicas dispongan de ese elemento diferencial frente al resto. O las empresas innovan para posicionarse estratégicamente con producto o servicio innovador o estarán compitiendo sobre el precio. Y ahí acabamos perdiendo todos.

 

Share this post

Últimas Noticias Formación

 
 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información