El alcance que puede tener la impresión 3D es incalculable. Lo que parecía en sus comienzos una alternativa a la impresión normal, hoy en día se utiliza en diferentes ámbitos con garantías de seguir expandiéndose a otros sectores.

Una de las ventajas más relevantes en este tipo impresión es la reducción del tiempo y a su vez de coste. En la fabricación tradicional, culminar una línea de producción suele llevar varios días y el proceso incluye gastos de gestión, materia prima y recursos que suelen perderse si ocurre algún fallo o se requieren cambios en el producto.

Sin embargo, utilizando la impresión 3D, se pueden crear prototipos al momento, realizar los cambios oportunos y a partir de ahí establecer la línea de producción deseada. Las formas ya no son un impedimento pues cualquier diseño puede ser impreso y el uso de distintos materiales permite una gran aplicabilidad. Desde el sector automoción, construcción, textil, telecomunicaciones y ahora un gran avance en el ámbito de la salud, que va desde piezas dentales hasta la reproducción de órganos. Todo esto bajo demanda, lo cual evita un gran almacenamiento de inventario y por ende aminora las pérdidas de una producción que no tenga salida según lo previsto.

Es tan importante el alcance de la fabricación aditiva, como muchos se refieren a la impresión 3D, que se espera sea un mercado con un valor de 11 mil millones de dólares en el año 2022, por tanto para la fecha el gasto europeo se estima que supere los 7000 millones de dólares.

Las grandes empresas son conscientes de los beneficios que traería para la cadena de suministro una nueva forma de fabricación. De hecho tanto Europa como Latinoamérica se han embarcado en esta tendencia. Países como Argentina, Colombia, Chile o México, que acaba de inaugurar el primer Consorcio de Fabricación Aditiva en Latinoamérica, el CONMAD.

Las estimaciones a nivel mundial para la impresión 3D  son bastante altas generando así grandes oportunidades para los especialistas en esta área y abriendo el camino para aquellos interesados en aprender y desarrollarse en el estilo de fabricación a la que apunta la industria 4.0. Si quieres ser uno de ellos, no dudes en formarte con la titulación de Experto o Máster en Impresión 3D de nuestro Grupo de Investigación BISITE y la Universidad de Salamanca.

Share this post

Últimas Noticias Formación

 
 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información