El Blockchain es una arquitectura de programación que nació por la necesidad de proteger la información con el uso de las criptomonedas. Sin embargo, sus excelentes resultados han dado pie a la incorporación de esta tecnología en otras áreas que no tienen que ver necesariamente con la economía.

Consiste en información de primera mano que no puede ser franqueada, ya que los datos de la hoja anterior deben coincidir con la siguiente para que pueda funcionar. De esta manera se evitan errores por la multiplicación de información. Como mencionamos antes, el blockchain abrió las puertas a un panorama que facilitará el almacenamiento de datos de forma segura y visibles para todos aquellos que sean parte una organización o transacción. En la actualidad está siendo utilizada sectores como la banca, los seguros, la salud o la industria aeroespacial, entre otros y se prevé que para 2022 las soluciones tecnológicas basadas en esta modalidad tengan un gasto mundial de 11.700 millones de dólares, según señaló la consultora IDC.

Con estos datos, podemos observar el gran alcance que supondrá el blockchain en la sociedad, trayendo consigo innumerables ventajas, entre ellas:

  1. Seguridad: esta tecnología protege todos los datos provenientes de las transacciones realizadas entre partes, lo cual garantiza que no haya flujo de información, pues el diseño está basado en un bloque de códigos que a su vez se encadenan.
  2. Rapidez: la información aparece al instante, los que intervienen en una operación tienen acceso inmediato, pudiendo hacer cambios si es necesario, sin tener que esperar a que llegue la información de un lugar a otro.
  3. La información en el tiempo: sabemos que es posible tener mucha información almacenada en la nube sin restricción temporal.
  4. Sencillez: no es necesario tener conocimientos tecnológicos para entrar en blockchain. Bastará con que los más atrevidos empiecen a utilizarlo y comentar los miles de beneficios que obtienen y, harán eco para se convierta en algo habitual.
  5. Globalización: el blockchain sería la guinda del pastel de la globalización, ya que no existirán fronteras para las transacciones, sin importar la moneda, evitando los tediosos papeles y trámites en las exportaciones, pudiendo adquirir un inmueble en otro país, sin necesidad tanto intermediarios, solo por nombrar algunos ejemplos.
  6. Evita fraudes y corrupción: las actividades que se realicen, quedarán contempladas, habrá acceso a información sobre proyectos presentados, procesos de elecciones, presupuestos y demás pero esta no podrá ser modificada. 
  7. Innovación: hasta el momento solo hablamos de algunas áreas en las que ya se está utilizando el blockchain y otras donde se tiene previsto su próxima incorporación. Pero si tenemos en cuenta las características de esta tecnología, suponemos que las estimaciones se quedan cortas, para todo lo que puede surgir, si se combina con otras soluciones. 

 

 

Share this post

Últimas Noticias Formación

 
 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información