"La inteligencia artificial puede hacer la agricultura y la ganadería más atractivas para los jóvenes"

El profesor Hyun Yeo, de la Universidad coreana de Sunchon, ha visitado la Universidad de Salamanca para conocer los trabajos del grupo de investigación BISITE sobre la aplicación de sistemas de inteligencia ambiental y smart cities al mundo rural, a través de la automatización de las explotaciones y la creación de sistemas TIC para gestión y seguimiento de labores agropecuarias. Ambas universidades participan en un programa de colaboración financiado por el VII Programa Marco de la UE.

 

¿Puede aplicarse el concepto de inteligencia ambiental a la agricultura y la ganadería?
Ya existen granjeros y agricultores que se ayudan de computadoras y sistemas informáticos para sus labores en el campo, no es algo nuevo. Lo que estamos tratando de hacer es mejorar esos sistemas para que sean más eficientes y extender su uso.

 

¿Tienen experiencia en su implantación en granjas y explotaciones agrarias?
Sí, por ejemplo, en explotaciones porcinas. Los cerdos son animales muy delicados, en los que la alimentación es clave en su desarrollo. Con los sistemas de inteligencia artificial se puede monitorizar su alimentación y optimizar la gestión de los recursos que se destinan en esa tarea.

¿Este tipo de sistemas está muy extendido en Corea? ¿Qué tipo de explotaciones utilizan la inteligencia ambiental?
En Corea estamos desarrollando estos sistemas poco a poco. Pero en algunos países europeos, como Holanda, existen muchas explotaciones que ya utilizan este tipo de aplicaciones tecnológicas. Por ejemplo, en los invernaderos, que necesitan de un grado de control muy exacto de condiciones como la temperatura, la humedad, la luz... Para establecer y mantener esas condiciones los sistemas de inteligencia artificial facilitan mucho la tarea y permite llevar un seguimiento muy concreto de todos los parámetros.

¿Cuál es el perfil de los usuarios?
El número de personas que se dedica a tareas agropecuarias está descendiendo en los países occidentales, porque los jóvenes no están interesados en esta actividad, cuyas condiciones son mucho más duras que otras. La tecnología puede hacer las labores agrícolas y ganaderas más atractivas, por ejemplo utilizando sus smart phones o tablets para controlar a distancia parte de los procesos que ahora se hacen de manera manual.

¿Y los costes?
El coste es variable. Algunos sistemas sí que suponen un desembolso importante, pero otros son sencillos, están estandarizados y al alcance de mucha gente. Y, en todos los casos en los que se aplican la productividad aumenta, por lo que debe verse como una inversión.

¿Supone un problema el que algunas zonas rurales tengan un pobre o nulo acceso a Internet?
En muchas zonas rurales de Corea del Sur el acceso a Internet sigue siendo malo. Pero su ausencia sólo afecta a los procesos que se gestionan a distancia. Los sistemas de control pueden dirigirse in situ, off line, desde las propias explotaciones, de forma que no es un problema.

¿La incorporación de la inteligencia ambiental a una explotación rural obliga a sus gestores a incorporar a personal de mantenimiento o a formarse en este tipo de sistemas?
Ese es el trabajo de los investigadores: desarrollar sistemas sencillos que no requieran de sus usuarios nuevos conocimientos técnicos. Se trata de ofrecer soluciones a procesos concretos de manera simple, por ejemplo pulsando un botón para poner en marcha un sistema o para apagarlo. Por otra parte, las nuevas generaciones de agricultores y granjeros están familiarizados con las nuevas tecnologías. Quizás los más veteranos necesiten algo de entrenamiento, pero nada que no pueda solucionarse en el momento del diseño e instalación de estos sistemas.

¿Qué esperan de su colaboración con el resto de universidades con las que trabajan?
Nos interesa conocer lo que el resto de universidades están haciendo en este campo. Por ejemplo, los trabajos del profesor Corchado y su equipo en tareas de automatización, localización y sensorización. España es un país con un importante actividad agrícola y ganadera, y nos interesa saber cómo están utilizando la inteligencia artificial para mejorar la producción.

Más información sobre el proyecto <a data-cke-saved-href="EKRUCAmI (Europe-Korea Research on Ubiquitous Computing and Ambient Intelligence)

Share this post

 
 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información