La evolución de nuestra sociedad sin la investigación no sería posible. Apostar por la Investigación, Desarrollo y la Innovación (I+D+i), es sin duda, la mayor inversión que puede hacer cualquier país o incluso en una empresa, por pequeña que sea. Su aplicación puede traducirse a beneficios económicos, mejoras en los productos y/o servicios e incluso en la gestión de estos, aminorando tiempos de producción, entre otras ventajas.

Cada vez son más las empresas que invierten en este ámbito. Y en la actualidad, a causa de la pandemia, los negocios se están digitalizando a mayor velocidad. Por tanto, invierten en un valor seguro, como es la I+D+i. Este, es uno de los aspectos indispensables en el desarrollo y el crecimiento de una organización. Puesto que, si una empresa es competitiva pondrá en auge estrategias en eficiencia, calidad, innovación y sustentabilidad.

Importancia de la I+D+i

La repercusión de la I+D+i y su nivel de potencia en un país se suele medir por el ratio entre la inversión realizada en la misma y el Precio Interior Bruto (PIB), separando el gasto público y privado en esta área. Por ello, se promueven las actividades en I+D+i, a través de subvenciones, préstamos bonificados, deducciones, entre otras. Estas inversiones se ven directamente reflejadas en el nivel competitivo del tejido empresarial y productivo de dicho país.

Según los datos recogidos por la edición Eurostat de 2020, dentro de la Unión Europea, España estaba en el puesto número 14 de 27 en innovación. El estudio evalúa las fortalezas y debilidades relativas de los sistemas nacionales de innovación y ayuda a los países a identificar las áreas que deben abordar.

Aunque no está del todo mal, todavía falta mucho por hacer para impulsar la I+D+i en España. Para ello es necesario, una mayor inversión en esta área por parte del gobierno, promover la digitalización, facilitar la protección de la innovación en las empresas y, sobre todo, el apoyo a la transferencia tecnológica y el conocimiento necesario para aplicar de forma efectiva la I+D+i tanto en sector público como en el privado.

En este sentido, la Universidad de Salamanca y el  grupo de investigación BISITE ponen en marcha el Máster en Transferencia de Conocimiento y Gestión de la I+D+i . Una formación en la cual podrás ampliar tus competencias en gestión de proyectos, el entorno tecnológico y su financiación, métodos para la mediación y gestión de conflictos o la legislación en I+D. Asimismo, tendrás la oportunidad de aplicar todo lo aprendido en las prácticas de empresa aplicadas a proyectos reales.

Share this post

Últimas Noticias Formación

 
 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información