La transformación digital está presente en muchos ámbitos y, el financiero no ha escapado de ello. La incorporación de la tecnología en las finanzas o también llamado Fintech, se basa en la optimización de recursos aplicando estrategias para ofrecer productos y servicios innovadores, adaptados a las necesidades actuales de los clientes.

Las empresas que aplican estas tecnologías a actividades financieras y de inversión, lo hacen mediante el desarrollo de nuevas aplicaciones, procesos, productos o modelos de negocio compuestos de uno o más servicios financieros complementarios y puestos a disposición del público vía internet. Asimismo, el Fintech tiene como objetivos, predecir la demanda de productos aplicando algoritmos de gestión y planificación de recursos, la seguridad en los entornos web y el desarrollo de las criptomonedas, entre otros propósitos.

La revolución del sistema financiero ha supuesto un cambio de perspectiva en cuanto a las leyes tradicionales. por ello, es necesario una renovación del marco jurídico que permita a las autoridades cumplir con sus funciones, sin que estas se vean afectadas por el actual universo digital. En este sentido, se ha aprobado recientemente una  Ley para la transformación digital del sistema financiero, que incluye un Sandbox regulatorio, el cual permite promover la innovación en los sistemas financieros en un entorno seguro.

Áreas de actuación de las FINTECH

La industria FINTECH se divide en varios tipos, entre ellos:

  1. Herramientas y medios de pago: incorporación de métodos electrónicos de pagos.
  2. Big Data: análisis de datos para conocer mejor a los clientes.
  3. Seguridad e identificación: hacer uso de la tecnología para la validación de datos, como es el caso del reconocimiento facial o dactilar a través de biometría.
  4. Criptomonedas: aplicación de la criptografía y el blockchain para realizar transacciones online sin intermediarios y con un alto nivel de seguridad.
  5. Crowdfunding: captación de fondos para proyectos, por parte de usuarios particulares que se interesen en una idea, ya sea por razones ideológicas, emocionales o económicas. 

Los sectores de actuación de los consultores FINTECH, se pueden desarrollar en verticales como banca móvil, big data y modelos predictivos, compliance, crowdfunding, crowlending, criptomoneda y monedas alternativas, Forex, gestión automatizada de procesos y digitalización, pagos y transferencias, préstamos P2P, insurtech, seguridad y privacidad, servicios de asesoramiento financiero, trading o Sandbox. Sin duda, un gran abanico de oportunidades para crear o participar en interesantes proyectos ligados a las finanzas tecnológicas.

En nuestro grupo de investigación hemos diseñado una titulación para formar especialistas en esta área. El Máster en FINTECH por la Universidad de Salamanca, te facultará para dirigir y coordinar proyectos relacionados con las finanzas tecnologías y sus distintas vertientes. Esta formación te permitirá acceder a prácticas en proyectos reales con empresas que colaboran con el grupo BISITE y el Digital Innovation Hub.

Información y matricula: formacionbisite@usal

Share this post

 
 
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información